5 cosas que no sabías sobre la bombilla de filamento

bombillas de filamentos Decocables

Sólo hay que encender y apagar. Pero ¿cómo era la iluminación antes de que surgiese la bombilla?

Lámpara de queroseno anterior a la bombilla
Lámpara de queroseno anterior a la bombilla

Pues cuando no había luz eléctrica y no se había inventado aún la bombilla que funcionase con esta fuente de

energía, los espacios oscuros donde no llegaba la luz del día o cuando se hacía de noche se usaban métodos más rudimentarios, y en algunos casos más peligrosos, para iluminar.

Estaba extendido el uso de fogatas, velas y lámparas a gas. Pero ninguno de estos medios proporcionaba la misma intensidad de luz que una bombilla, además de ser pobres sustitutos de la luz solar.

Desde la época antigua, romanos, griegos y fenicios usaban lámparas de aceite de origen vegetal o animal… ¡Imagina el olor y la enorme cantidad de humo que producían!

Con la llegada del petróleo a nuestras vidas se inventaron las famosas lámparas de queroseno, que producían una llama limpia y nítida mediante una mecha y que se aislaba con cilindros de vidrio, ofreciendo la ventaja de poder trasladarla con comodidad. Son los famosos quinqués.

La polémica por el invento. Pero ¿quién inventó la bombilla?

Thomas Alva Edison y la bombilla
Thomas Alva Edison y la bombilla
Sir Joseph Wilson Swan inventor de la bombilla
Sir Joseph Wilson Swan inventor de la bombilla

Seguro que habrás oído decir que el inventor de la bombilla fue Thomas Alva Edison. Pues bien,  lo sorprendente es que esto no es del todo correcto. Edison no inventó la bombilla, tan solo mejoró y patentó una idea que no era suya.

El químico británico Sir Joseph Wilson Swan fue quién realmente inventó la bombilla eléctrica en 1878, dos años antes que Edison, aunque casi nadie le conoce.

Ambos inventores tuvieron una dura disputa por hacerse con la autoría del invento. Al final llegaron a un acuerdo y compartieron juntos este descubrimiento creando la compañía Edison and Swan United Electric Light Company en 1883. Y es que Edison, al contrario que Swan, tuvo el cuidado de patentarla en EEUU además de mejorarla.

Como veis, podemos concluir que no importa tanto quien invente algo, sino quien consigue que sea funcional… ¡o quien se haga con la patente primero! Nosotros no las inventamos, está claro, pero sí te ofrecemos la posibilidad de tener una propia. En nuestra sección de Bombillas de Filamento tipo Edison puedes adquirir la que más te guste.

 

Las bombillas con el tiempo se funden, eso lo sabemos todos. Pero ¿cuánto dura una bombilla normalmente?

Las bombillas de filamento tradicionales, que todos tenemos en casa, tienen una vida útil de unas 3000 horas aproximadamente.

Bombilla parque de bomberos Livermore (California)
Bombilla parque de bomberos Livermore (California)

Lo cierto es que ya no duran tanto como antes, aunque se haya avanzado mucho en mejorar los primero prototipos que diseñó Edison.

Sin embargo, existe una bombilla en la actualidad que lleva encendida más de 115 años. Pues sí, como lo lees y se encuentra en una ciudad de Estados Unidos llamada Livermore (California). En un parque de bomberos podemos encontrar este curioso vestigio del pasado, considerado por los lugareños como una gran atracción turística. Fue colocada allí en 1901 y está funcionando desde entonces.

Un gran invento con fecha de caducidad ¿Y eso por qué?

La bombilla tal como la conocemos, ha sido uno de los inventos más importantes y útiles del siglo XIX. Por su bajo precio y el tono de luz cálido que emitían, semejante a la luz solar, las bombillas incandescentes se hicieron rápidamente famosas por todo el mundo.

Primera bombilla de Edison en 1879
Primera bombilla de Edison en 1879

En poco tiempo pasó de ser un objeto de lujo a convertirse en un aliado indispensable en todos los hogares. Se hizo la fuente de luz preferida desde entonces en cualquier lugar del mundo. Y eso que su vida útil en aquel entonces no superaba las 1000 horas.

En la actualidad, con la llegada de las nuevas tecnologías, estamos cambiando paulatinamente las antiguas bombillas incandescentes por otras alternativas más eficientes y ecológicas. Las bombillas LED, las de Bajo Consumo o las halógenas son algunos ejemplos.

La Unión Europea prohibió a partir del 1 de septiembre del año 2012 la fabricación de bombillas incandescentes. Poniendo fin de esta forma a más de 100 años de historia ininterrumpida entre la bombilla de filamento de tungsteno y la vida cotidiana. Aunque es posible que aún encuentres en alguna tienda este producto, ya que está permitida su venta hasta que se acaben las existencias, a estas alturas pocas quedan ya a la venta.

Su bajo precio y su tono cálido hicieron de la lámpara incandescente la preferida para dar luz a los hogares de todo el mundo. Y eso que su vida útil se estimaba en tan sólo 1.000 horas. Un límite que rebasan las bombillas alógenas y LED, con una excepción.

Ya sabemos algo más sobre este importante descubrimiento. Pero ¿cómo ha influido en nuestras vidas?

Se haría muy extenso un análisis del impacto de este avance tecnológico sobre la humanidad en su conjunto. Podemos imaginar que antes de su aparición la experiencia de oscuridad era un factor común en cualquier lugar del mundo. Con la aparición de la bombilla eléctrica las horas de actividad humana se han extendido cuantitativamente.

Prácticamente, ahora estamos a oscuras cuando deseamos estarlo. Tenemos más tiempo para dedicarlo a horas de ocio y trabajo, no dependiendo de la luz solar para ejercer nuestras actividades. Eso influye de forma negativa también en las horas de descanso.

También conforman la idea para la gran mayoría de las personas, aunque de forma inconsciente, de que podemos conseguir las cosas tan solo con apretar un botón. Encender y apagar, y punto. No requiere ningún conocimiento especial o habilidad. Fue la primera tecnología en usar un botón, abriendo el camino a una cultura entera basada en la comodidad y la gratificación inmediata.

Gracias por interesarte por nuestros artículos. Para agradecértelo te ofrecemos un cupón descuento para que el envío de tu pedido te salga gratis. Tan solo tienes que introducir en el carro de la compra el cupón que te indicamos más abajo para ahorrarte los gastos de envío*.

8PGWDY8X

*Válido para envíos a Península y Baleares. Un solo uso por cliente.

2 comentarios de “5 cosas que no sabías sobre la bombilla de filamento

  1. Aymara dice:

    Estoy entusiasmada con vuestra página web. Desde mucha información, conocimiento y grandes frases celebres que dan un toque de cultura y saber, a la cantidad de cosas chulas y producto que vendéis. He pasado por varias zonas de vuestra página y me ha encantado no encontrarme solamente con cosas para comprar.felicidades!!

    • José Antonio Santana dice:

      Los aportes de nuestros clientes nos ayudan a mejorar el contenido y la calidad de nuestra web. Procuramos que el diseño y el contenido sean claros, sencillos y aporten la información que el usuario necesita. Agradecemos sinceramente su comentario, que nos motiva a seguir trabajando para que quien nos visite tenga una experiencia positiva siempre. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies